Vestir a una niña en L.A.

En L.A. se respira el glamour de Hollywood. Ya desde bien pequeñas, algunas niñas se pasean por el parque como si estuvieran paseándose por la alfombra roja.

Una de las cosas que más me sorprendieron cuando llegamos a L.A. fue ver cómo vestían a las niñas. No hay nada como una tarde de parque para hacerse una idea. No importa que vayan a jugar con la arena o a deslizarse por el tobogan, las madres visten a las niñas como si fueran princesas, con faldas de volantes o mallas con tutús. Como complemento, siempre vienen bien unas alas de mariposa o las uñas de manos y pies pintadas de rosa o lila. Yo siempre me pregunto si las niñas llevan las alas todo el día o si sólo se las ponen para jugar en el parque. Así pues, la línea que separa ropa de disfraz es difusa.

Hace poco me paseé por varias tiendas de ropa para comprar un regalo para la hija de una amiga. A pesar de que ya sabía el tipo de ropa que se usa en L.A., no pude evitar sorprenderme. A la orden del día están las lentejuelas, los volantes y las faldas tipo tutú y como prenda destacada del invierno, para los pocos días de frío que tenemos, los abrigos imitación de piel.

A continuación, una buena muestra de lo que se luce por estas tierras. Es curioso porque te acostumbras y no te sorprende ver a las niñas vestidas así, pero desde luego no me imagino ninguna de estas piezas en ninguna guardería española.

wpid-IMG_0859-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0863-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0864-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0865-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0867-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0866-2012-11-29-17-25.jpg

wpid-IMG_0858-2012-11-29-17-25.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *