Un fin de año en EEUU

El año pasado pasamos nuestro primer fin de año en EEUU y como nos pilló de camino de regreso de San Francisco, paramos a celebrarlo en el hotel Hilton de Santa Cruz.

Cada año no dejan de sorprenderme las imágenes de primero de año donde algunos, generalmente rusos, se bañan en aguas heladas para celebrar el año nuevo. Nosotros hicimos algo similar para despedir al año, pero teniendo en cuenta la buena climatología de California, lo nuestro fue bastante más placentero. Un baño sobre las 19:00 de la tarde en la terraza del hotel, con piscina y jacuzzi climatizados.

http://www3.hilton.com/en/hotels/california/hilton-santa-cruz-scotts-valley-SJCSVHF/index.html

A las 20:00 bajamos a cenar al restaurante, pensando que era buena idea cenar pronto aunque después hubiera que hacer un poco de tiempo para las campanadas. Para nuestra sorpresa, sólo quedaban un par de mesas llenas, que estaban ya terminando el segundo plato. El resto de gente estaba en el bar tomando copas y visto lo animados que estaban, ya llevarían unas cuantas. A las 22:00 ya habíamos terminado de cenar y, como íbamos con nuestro hijo de año y medio decidimos que no era oportuno pasar por el bar y que mejor nos subíamos a la habitación. Pusimos la TV y empezamos a ver los especiales de fin de año, desde Times Square. Para ser honestos, era todo un poco lío, porque a cada hora repetían las campanadas, para que en cada franja horaria lo pudieran celebrar.

El resultado fue que no aguantamos hasta las 00:00, porque esperar las campanadas en una habitación de hotel, por mucho que sean las de Times Square, es harto aburrido. Por suerte, ya nos habíamos comido las uvas a las 15:00 de la tarde, vía Skype en directo desde la Puerta del Sol.

El próximo año habrá que probar a ir a una de las múltiples fiestas que se celebran en L.A., eso sí, teniendo en cuenta que empiezan a las 09:00 y terminan a las 02:00. Vaya, lo que se podría considerar un fiestón!