Un día en Disneyland

Disneyland, situado en Anaheim, fue el primer parque temático Disney. Su construcción fue supervisada directamente por el propio Walt Disney y fue inaugurado el 17 de julio de 1955.

A todos los que lleguen a este feliz lugar: bienvenidos. El mundo de Disney es vuestro mundo. Aquí los mayores reviven recuerdos entrañables del pasado, y aquí la juventud puede saborear el desafío y las promesas del futuro. Disneyland es dedicada a los ideales, los sueños y los difíciles hechos que crearon a los Estados Unidos… con la esperanza de que será una fuente de alegría e inspiración para todo el mundo. Gracias.
                                                                                                                        Walter E. Disney, 17 de julio de 1955

wpid-DSC_0957-2013-07-3-20-44.jpg

A tan sólo 40 minutos en coche desde L.A., Disneyland es el lugar ideal para pasar un día en familia. El parque está dividido en varias temáticas. Para ir con niños pequeños, mis preferidas son Mickey’s Toontown, donde se recrean las casas de personajes como Mickey, Minnie y Goofy y donde los niños pueden tomarse fotos con sus personajes favoritos, y Fantasyland, repleto de trenecitos ambientados en los clásicos de Disney, como Peter Pan, Pinocho o Alicia en el país de las maravillas.

wpid-DSC_0844-2013-07-3-20-44.jpg

En el área de New Orleans, se encuentra la atracción de los Piratas del Caribe, en la cual se basaron para filmar la famosa película con el mismo nombre. Justo en frente, se puede dar un paseo en barco o canoa cerca de la Isla de Tom Sawyer en el Rivers of America. Además, es aquí donde cada noche se proyecta el espectáculo pirotécnico Fantasmic, que viene siendo exhibido desde el año 1992.

wpid-DSC_0870-2013-07-3-20-44.jpg        

Otro de los espectáculos que no hay que perderse, es el Mickey’s Soundsational Parade, un desfile de carrozas de algunas de las películas más emblemáticas de Disney y que tiene lugar cada tarde en el Main Street.

wpid-DSC_0871-2013-07-3-20-44.jpg

wpid-DSC_0884-2013-07-3-20-44.jpg

wpid-DSC_0887-2013-07-3-20-44.jpg

Pero sin duda, el espectáculo por excelencia son los fuegos artificiales sobre el castillo de la Bella durmiente, sincronizados a ritmo de canciones de películas clásicas de Disney y durante los cuales se ve sobrevolar sobre el castillo a Campanilla y Dumbo, para alegría de los más pequeños.

wpid-IMG_0825-2013-07-3-20-44.jpg

En 2001, Disneyland fue expandido con otro parque temático llamado Disney California Adventure, edificado justo enfrente de la entrada al parque original. Este parque está enfocado a niños más mayorcitos, con atracciones más pensadas para ellos, como la Noria donde las cabinas se balancean, la montaña rusa o la torre del terror. Destaca el área dedicada a la película Cars por su magnífica ambientación.

wpid-DSC_0933-2013-07-3-20-44.jpg

wpid-DSC_0912-2013-07-3-20-44.jpg

wpid-DSC_0911-2013-07-3-20-44.jpg

Pasar un día en Disney no es nada barato. El precio de la entrada a uno de los parques es de $92 para adultos y $87 para niños a partir de los 3 años. Si se quiere poder acceder a los dos parques en el mismo día, el precio sube a $137 y $131, pero realmente no merece la pena porque en un día no da tiempo a ver los dos parques.

Si uno quiere pasar la noche allí, es recomendable reservar en los hoteles fuera de Disney. Hay algunos que están literalmente delante de la puerta, por precios inferiores a $100 la noche, mientras que pasar una noche en un hotel de Disney Resort sale a unos $500 la noche.

En cuanto a la comida, no hay muchas opciones. En la mayoría de sitios se puede comer la típica comida americana y poco más; es decir, sandwiches, hamburguesas, hot dogs, ensaladas y cremas de mariscos. También hay varios puestos donde comprar fruta fresca y bebidas. A tener en cuenta, que a pesar de que en la entrada revisan de arriba a abajo todas las mochilas, no ponen impedimento en que entres bebidas y comida.

Una opción a tener en cuenta si uno está pasando unos días de vacaciones, es el Southern California CityPASS que por $319 da acceso a 3 días en Disneyland, 1 día en Universal Studios y 1 día en el SeaWorld de San Diego, eso sí, a gastar en 15 días desde que se utiliza el primer pase.